Nueva Merida NINETY-SIX 2021: renovación completa para XC y Trail

“Merida renueva su NINETY-SIX para XC con una nueva geometría, plataforma de suspensión actualizada, dos tipos de carbono y montajes en versión XC (100 mm) y en versión Trail con horquilla de 120 mm.”

 Merida acaba de anunciar la renovación de su modelo NINETY-SIX, una bici lanzada por primera vez en 2008 y que ha sido protagonista de innumerables triunfos en Copa del Mundo y Campeonatos del Mundo, así como muchas otras carreras deXCO, XCM o pruebas por etapas. La   Merida NINETY – SIX es la XC de doble suspensión de la marca que ahora se renueva de cara al catálogo 2021 para adaptarse mejor a las nuevas exigencias de los circuitos y los riders.

Características de la Merida NINETY-SIX 2021
Merida ha renovado el cuadro de la NINETY-SIX con una geometría moderna y una plataforma de suspensión actualizada. Además, la gama contará con tres niveles diferentes de fibra de carbono para adaptarse mejor a los bolsillos de los usuarios. Los dos modelos superiores son la RC CF5, que declara un peso de 1.695 g para el cuadro en talla M, y la RC CF4/CF5 que declara 1.845 g de peso. Además de la versión XC (NINETY-SIX RC) con horquilla de 100 mm, existe una versión más orientada al trail con 120 mm (NINETY-SIX). Ambas bicicletas cuentan con la misma configuración de cuadro y suspensión, pero diferentes especificaciones y montaje.

Para adaptarse a los nuevos tiempos, en los que incluso en competición las bajadas técnicas han adquirido un mayor protagonismo, en Merida  han modificado la geometría de la NINETY SIX disminuyendo el ángulo de dirección 1,5º (hasta 3º en la versión trail), incrementando el alcance (de 449 mm a 473 mm en un cuadro talla L) y bajando la caja del pedalier y el standover. Pero aprovechando el rediseño del cuadro también se han modernizado los parámetros que influyen en el pedaleo y las subidas. El ángulo del tubo vertical está entre 1,5 y 2º más tumbado (según la talla), lo que ayuda a poner el peso sobre los pedales y la rueda trasera ganando tracción.

Una suspensión más progresiva
La plataforma de la suspensión también ha sido revisada respecto a la anterior generación, logrando un leverage ratio (relación entre el recorrido de la suspensión y la carrera del amortiguador) más progresivo, hasta un 7% más progresivo que el anterior modelo, lo que se adapta mejor a las cámaras de aire más pequeñas de los amortiguadores. Con este cambio se consigue que la suspensión sea más sensible a los pequeños impactos, aportando un mayor soporte a partir de la mitad del recorrido. Además, se apoya en el nuevo sistema P-FLEX que elimina el punto de giro de la vaina, utilizando la flexión del carbono para lograr más progresividad y beneficiándose de las ventajas en cuanto al menor peso y mayor rigidez. Las propiedades del material del cuadro y el diseño estilizado permiten la flexibilidad necesaria sin afectar a la durabilidad. Esta nueva configuración de la suspensión brinda a la NINETY-SIX un impresionante rendimiento en la amortiguación de impactos en los descensos y en los trazados más complicados, así como una extraordinaria eficiencia de pedaleo en los tramos de subida.